Nada es imposible: gran obra de construcción ferroviaria en Kassel-Wilhelmshöhe

6000 metros de vías y 5 agujas en cuatro meses con el tráfico ferroviario en servicio? Lo que a primera vista parece imposible se ha podido conseguir gracias a una excelente y flexible planificación en 7 fases consecutivas de la obra.

En las dos primeras fases de la obra se colocaron unos 2000 metros de vía con el método de la cadena de montaje; HERING pudo sobresalir en este contexto gracias al apoyo de las empresas Leonhard, Weiss, Spitzke y Jumbotec y sus máquinas de gran tamaño, como el tren de modificación y la máquina de limpieza de balasto.

Las cinco fases posteriores se ejecutaron de forma convencional: no era posible utilizar máquinas de gran tamaño en la zona de andenes ni en el vestíbulo de la estación debido a la generación de polvo. Ello supuso un reto para nuestro equipo, pero gracias a una elaborada tecnología y a una valla de obra de dos metros de altura, fue posible regar el antiguo balasto en las zonas del vestíbulo, el túnel y los andenes antes de retirarlo y proteger a los pasajeros de la suciedad y el peligro.

La logística resultó insólita. ¿Qué sería de una obra sin los materiales de construcción necesarios? Para ello fue necesario un intercambio continuo entre el contratante y el contratista a fin de organizar el abastecimiento de materiales a la obra.

Otro aspecto sensacional fueron las breves interrupciones del servicio. Este reto también se pudo superar con maestría, ya que durante esas pausas se pudieron concluir todos los trabajos de remodelación con éxito, a excepción de pequeñas tareas residuales.


¡Siempre al día con el boletín informativo de HERING!

Vorschaubild YouTube Video

Novedades

Ferias y eventos

Newsletter IconNewsletter