Hormigón reciclado: el futuro de la construcción

En el hormigón reciclado (hormigón RC) se procesan residuos de construcción minerales tomados, por ejemplo, de la demolición de edificios y se utilizan como áridos para producir hormigón. Con estos materiales procesados se sustituyen los componentes de grava o piedra natural fragmentada que suele contener el hormigón. El uso de hormigón RC está regulado por una directiva del Comité Alemán de Hormigón Armado. Dicha directiva permite la utilización de hormigón viejo roto, así como el uso de restos de mampostería y ladrillos rotos. De este modo se crea una disponibilidad de diferentes colores que hacen interesante el uso de hormigón reciclado como elemento de diseño en la arquitectura.

Hormigón reciclado como elemento de diseño

HERING Architectural Concrete ha desarrollado una fórmula de hormigón adecuada que satisface todos los requerimientos de estética y durabilidad. Las opciones de tratamiento de la superficie incluyen, por ejemplo, el lavado fino, la acidificación o el pulido.

Contribución activa a la protección del medio ambiente

El uso de hormigón reciclado en la arquitectura tiene como atractivo el reflejo de la vieja estructura de construcción demolida en los componentes estructurales del nuevo edificio. La construcción sostenible de hormigón reciclado es visible directamente si se aplica un tratamiento superficial adecuado. Esta tecnología protege recursos naturales y contribuye activamente a la protección del medio ambiente.

(Photos: ©Fotodesign Andreas Braun, Hameln)