Hormigón fotorreflectante

El hormigón fotorreflectante reúne las características positivas del hormigón (resistencia al fuego, solidez, metodología de construcción) con la propiedad de la retrorreflexión. Las superficies retrorreflectantes reflejan la luz incidente (luz solar o artificial) con precisión en la dirección de la fuente de luz.

El hormigón refleja la luz

En este caso, la superficie de hormigón es activada por la luz dependiendo de la posición de la superficie, de la fuente de luz y del objeto iluminado. En un momento determinado se puede notar el efecto de reflexión. El hormigón pasa de un estado pasivo a un estado activo.

Entre las posibles aplicaciones del hormigón fotorreflectante están la arquitectura, el interiorismo, el diseño de productos y la señalización de lugares importantes para la seguridad del tráfico. De hecho, puede emplearse en la señalización de lugares peligrosos (como escalones, bordillos, bordes de andenes, túneles), así como en el diseño de fachadas, suelos y techos.

Consúltenos. Nuestros especialistas en hormigón le asesorarán gustosamente en la realización de su proyecto.

Foto:
Hormigón reflectante de luz.
Foto: Boris Trenkel.