Superficies pulidas

Muy representativas son las superficies de hormigón alisadas y pulidas. La combinación de fondo claro y áridos de color da como resultado un cuadro muy vívido e interesante. Al ser una superficie lisa, es mínima la suciedad y el polvo que se adhieren.

Por medio de muelas adiamantadas se desprende una capa de 3 a 6 mm para descubrir totalmente los áridos. El tratamiento incluye, también, las superficies frontales obteniéndose cantos y aristas precisos en los prefabricados de hormigón.

Foto:
Fachada arquitectónicamente extraordinaria de elementos prefabricados de hormigón blancos.
Proyecto: Los grandes almacenes Tyrol, Innsbruck, AUSTRIA.
Foto: BetonBild.
Arquitecto: David Chipperfield Architects, Berlín, ALEMANIA

Skip to main content