Fachadas de muro cortina

 

La placa de la fachada con muro cortina es el elemento estilístico de la envoltura del edificio. En ella, el peso propio de los elementos se transmite a la construcción portante del edificio de una forma similar a la fachada de piedra natural, aunque en esta última se consume una gran cantidad de materias primas.

Las fachadas con muro cortina ventiladas Hering se pueden utilizar tanto para el saneamiento como para el diseño de construcciones nuevas. Con juntas abiertas o selladas, las posibilidades de elección generan un amplio margen para la realización del revestimiento externo del edificio. El espesor del aislamiento colocado se puede adaptar de forma óptima a los requisitos de aislamiento térmico. Además, las variadas posibilidades de textura y color que ofrece el hormigón arquitectónico utilizado permiten llevar a la práctica los diseños individuales. Finalmente, un elevado nivel de seguridad y la durabilidad de los elementos, sumados a un nivel comparativamente bajo de mantenimiento, tienen un papel decisivo para proyectistas, arquitectos y constructores al momento de considerar los costes del ciclo de vida.

Toggle navigation