Hormigón con refuerzo textil betoShell®

El hormigón con refuerzo textil betoShell® surgió a partir del deseo de poder ofrecer nuestras fachadas de hormigón arquitectónico también a clientes en emplazamiento lejanos y conseguir ventajas ecológicas y económicas mediante el ahorro de recursos. En el entretanto, Hering ofrece cuatro variantes de betoShell®, cuyos puntos comunes se encuentran en las características de calidad mecánicas y la gran diversidad creativa del hormigón. Con ello, estas reivindicaciones cualitativas pueden combinarse con el deseo de disponer de elementos de construcción ligeros y delgados.

Gracias a la ausencia de corrosión y la situación de montaje focalizada, el hormigón textil puede utilizarse de forma considerablemente más rentable en comparación con el hormigón armado, sobre todo con miras al ahorro de recursos y peso. La cubierta de hormigón, que regularmente es de 30 a 50 mm, se suprime, con lo cual, sólo pueden implementarse elementos de 20 a 40 mm de grosor, y con dimensiones de hasta 2400 x 1200 mm.

Descargar el Balance ecológico de betoshell (pdf, aprox. 180 kb).

Skip to main content