Superficies de hormigón acidificadas

Al acidificar la superficie de hormigón se elimina la capa superior de mortero fino aplicando un ácido. Así se obtiene una superficie de hormigón arquitectónico artificialmente rugosa de la que solo se ha eliminado una pequeña cantidad de la capa de cemento. Al hacerlo, la selección de la profundidad de acidificación determina el color del hormigón: muy pocos áridos gruesos quedan al descubierto. El color de la superficie lo definen las partículas más finas presentes en el hormigón.

La selección de la profundidad de acidificación determina el color del hormigón

Aplicando su gran destreza y la experiencia reunida a lo largo de muchos años, nuestros expertos en la planta de prefabricados de hormigón producirán la superficie idónea para su obra.

Foto:
Revestimiento de zócalo antepuesto de elementos de hormigón liso.
Proyecto:
Sede social RAG, Essen, ALEMANIA.
Foto: BetonBild.
Arquitecto: Bahl Architekten BDA, Hagen, ALEMANIA